4 consejos legales para tu campaña de e-mail marketing

Seguro que a estas alturas has oído hablar del Inbound Marketing o, más específicamente, del Marketing de contenidos.

El Inbound Marketing es una nueva filosofía que integra un conjunto de técnicas no intrusivas que te permiten captar a clientes aportando valor. El cambio radical que introduce es que debe ser el usuario quien se sienta atraído por los productos y servicios que le estás ofreciendo.

El marketing de contenidos es una tendencia que ha venido para quedarse. Dejamos de lanzar mensajes publicitarios planos y empezamos a crear contenido de valor: un contenido actual, útil y relevante para conseguir nuevos clientes y/o aumentar el volumen de negocio con los ya existentes.

Para hacer visible y difundir ese contenido Premium, puedes utilizar varios canales: redes sociales, blog o la web de la empresa; y como no, también puedes utilizar el e-mail marketing que es una herramienta básica en el marketing de contenidos y que además nos permite hacer un óptimo seguimiento del receptor.

La idea es divulgar contenido de valor a gente que previamente haya mostrado su interés en el producto o servicio. No queremos hacer spam que, además de ser contraproducente, a nivel de imagen de marca, está prohibido y sancionado.

Pero ojo, antes de abrir ese Excel donde atesoras los e-mails recopilados durante todo este tiempo y lanzarte a realizar una campaña de e-mailing, ten en cuenta este checklist con 4 consejos para realizar una campaña de e-mail marketing con todas las garantías legales:

1.Cumple con las exigencias legales de la Ley de Protección de Datos

La inscripción de ficheros de datos personales es un requisito legal que está vigente hasta el 25 de mayo de 2018. Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos 2016/679 (RGPD) ya no será necesario el registro del fichero ante el Registro General de la AEPD, aunque sí deberás llevar al día el Registro de Actividades de Tratamiento, que sustituirá al actual Documento de Seguridad.

No olvides el resto de requisitos que impone la ley de protección de datos: implementar las medidas de seguridad adecuadas para evitar el acceso no autorizado, la pérdida o sustracción de datos, firmar contratos de confidencialidad con los diferentes proveedores o encargados de tratamiento, etc.

2.Trabaja siempre con bases de datos propias

No descubrimos nada nuevo si te decimos que la base de datos es uno de los activos más preciados de tu negocio. Hoy en día tener una base de datos de clientes y clientes potenciales bien segmentada no tiene precio.

Una buena base de datos para realizar acciones de e-mail marketing necesita tiempo. Además, las prisas por lanzar una campaña de e-mailings pueden hacer que tomes decisiones erróneas.

La primera premisa es: no compres bases de datos externas para hacer e-mail marketing. Es una muy mala idea; incluso nos atreveríamos a decirte que es una de las peores cosas que puedes hacer. ¿Conoces por qué?

Si compras una base de datos a un tercero, los contactos no te conocen y tendrás una tasa de apertura muy baja. Además como no tienes el consentimiento del destinatario para el envío de e-mails estarás realizando spam, prohibido por el Art. 21 LSSICE y sancionado por la AEPD. Además, con el nuevo Reglamento E-privacy, seguirás necesitando el consentimiento expreso para el envío de e-mails tanto a usuarios particulares como a empresas.

3.Envía e-mails a aquellos contactos que te hayan dado el consentimiento

Puedes enviar e-mails a tus clientes de productos o servicios similares a los que adquirieron. Sin embargo, para enviar e-mails a potenciales clientes deberás tener su consentimiento. Por este motivo necesitas suscriptores: usuarios que dejen su e-mail y hagan opt-in aceptando que les enviarás una newsletter o información comercial vía e-mail.

Para aumentar tu masa crítica de suscriptores, ofréceles un valor añadido, por ejemplo, un e-book que puedan descargar a cambio de rellenar un formulario de datos. No desaproveches los formularios de tu web e implementa opt-ins para poder hacer marketing de contenidos y e-mail retargeting con la generación de leads procedentes de tu web.

En lugar de comprar bases de datos para e-mailings, te recomendamos acudir a empresas especializadas que pondrán a tu servicio sus bases de datos para hacer aumentar tus suscriptores.

4.No olvides las notas legales al pie del e-mail

Al final de cada e-mail deberás incluir un pequeño aviso legal informando de quién es el titular del fichero, su finalidad, de dónde proceden los datos del usuario, la dirección física y electrónica para ejercitar los derechos ARCO y un mecanismo sencillo para darse de baja de la lista de distribución, si así lo desea el destinatario.

Con estos cuatro consejos esperamos haberte ayudado a entender mejor por qué es fundamental realizar una campaña de e-mail marketing con todas las garantías legales. Si deseas saber más o tienes alguna duda al respecto, consúltanos.