Análisis de la competencia de una empresa industrial

Cuando se crea una página web desde cero, uno de los primeros pasos que se debe realizar es un análisis de la competencia. Estudiar y analizar quiénes son los competidores, qué hacen y cómo lo hacen es crucial para poder competir de la mejor manera posible con ellos en un futuro.

 

¿Por qué es necesario hacer un análisis de la competencia?

 

Quizás desconoces que el estudio de la competencia es totalmente beneficioso, a largo plazo, para una empresa. Si tú también te preguntas para qué sirve el análisis de la competencia, lee atentamente este listado:

- Detectar posibles problemas y/o debilidades de los competidores, tanto directos como indirectos. Si observamos sus puntos débiles podemos mejorar esos aspectos de nuestra empresa. Asimismo, identificaremos sus errores con el objetivo de no cometerlos nosotros.

- Del mismo modo que analizamos los competidores, también hacemos lo propio con el mercado en general. Por tanto, podemos observar cuáles son las oportunidades de negocio que hay en el mercado para introducir nuestro producto o servicio. 

También, nos ayuda a descubrir y comprender más a nuestros clientes. De esta manera podremos ofrecerles siempre lo que están buscando.

- Podremos tener un conocimiento general de nuestro mercado y comprender ámbitos que anteriormente desconocíamos. 

- En definitiva, gracias al análisis de la competencia podemos mejorar continuamente.

 

¿Cómo analizar a la competencia?

 

Como hemos explicado, analizar la competencia de una empresa es clave para saber con quién competimos y, a través de eso, poder crear oportunidades de negocio. Pero ¿cómo se puede analizar la competencia?

En primer lugar, hay que tener en cuenta quiénes son nuestros competidores, tanto directos (aquellos que se dirigen al mismo mercado que tú y venden tu mismo producto) como indirectos (aquellos que están en el mismo sector y se dirigen al mismo nicho que tú, pero no venden exactamente lo mismo). Una vez tengamos claro quiénes son, debemos analizar los datos más relevantes sobre su actividad:

  1. Los productos o servicios que venden.
  2. El tamaño de la empresa.
  3. La tipología de cliente.
  4. Las estrategias de venta y/o marketing que llevan a cabo. Por ejemplo, qué canales de distribución emplean, la manera de comercializar, sus campañas de publicidad, etc.
  5. Los precios y tarifas de sus servicios.
  6. Recursos y número de empleados.
  7. Su posicionamiento en el mercado.
  8. Cómo es su página web y su estrategia online.

 

Una vez hayas analizado todos los datos mencionados, podrás hacerte una idea de las empresas con las que tendrás que competir.

¿Tienes dudas acerca de los análisis competitivo? Ponte en contacto con nosotros. Somos una agencia de marketing digital experta en el sector industrial. Explícanos tu caso y te ayudaremos.